domingo, 27 de diciembre de 2009

Hey Dios, estas de vacaciones?

Esta navidad, al igual que en las anteriores, no pude evitar preguntarme si estabas de vacaciones?... Hace mucho que no sé nada de ti y francamente me he empezado a preocupar.

Tu larga ausencia, en cuanto a hechos se refiere, me estremece la espina y me llena de dudas acerca de Tu existencia; pero esto ya lo esperabas, no se puede pretender que yo, que todo lo cuestiono, no me cuestionara tu paradero, y era mejor preguntarte dónde estabas que lanzarme de una vez, al desesperanzado abismo de Tu no existencia. No crees?

En fin, me pregunto si pasaría algún imprevisto, poniendo en riesgo Tu identidad secreta, y decidiste mudarte a otro planeta donde el conflicto fuera menor? o si esta Vía Láctea, llena de leche y borbollones, no ha llegado más que aburrirte, con su montón de estrellas y matones, causándote indigestión…

Aunque no sé donde estas y a veces te confieso, que a fuerza de dolor, honestamente no me interesa; igual te contare que aquí la cosa sigue jodida, como hace 2010 años que anduviste por acá, solo que en tu tiempo mataban con leones, espadas y punzones, y ahora nosotros usamos hambres, metralletas, Ántrax y un botón.

Y aunque repartí regalos y comida y done lo que pude de mis ingresos a tu ¨iglesia venerada¨, no pude dejar de sentir la impotencia de quien sabe que lo que ha hecho no cambia nada y que las sonrisas de los regalos se borraran con las hambres de enero y las lluvias volverán a inundar las casas sin Zinc, cuando se acabe el arroz.

Honestamente te confieso que quisiera tener el poder de cambiar muchas cosas, pero ya sabes que mi reforma política y social no sería pequeña, y probablemente volvería a los tiempos del utópico comunismo, repartiéndoles a todos lo mismo, aunque el Papa se quedara sin Anillo, Papamóvil y Ciudad Papal.

Como ves mi preferencia no está con los fanatismos ni en los estándares religiosos; ni católicos, ni evangélicos, musulmanes o judíos; que en el extremo se sienten salvos y se les hace muy fácil condenar al resto de la población; porque has de saber que, aun en nuestros tiempos, en muchos países se puede morir por profesar un credo diferente.

Supongo que tu carácter debe ser muy fuerte para no romper aquel trato del libre albedrío y manejarnos a todos en una sana dirección; si tuviera tu poder, el mundo sería diferente, pero dominaría igual a la gente, obligándola a quererse como única condición.

Tal vez si te mostraras, las cosas cambiarían, se acabaría tanto imitador pasando alcancías y construyendo Spas sagrados en los hombros de los pobres, o tal vez sería menor la cantidad de monaguillos atrapados en las sacristías después de la misa de las 10, no lo sé…

Apuesto a que los milenios te han regalado mucha experiencia, y estoy segura de que alguna idea se te ocurrirá para meternos un empujoncito (y por favor, que sea esto y no una patada en el trasero, como lo hacen los políticos, luego de la elección).

Pero sobre todo, no nos dejes creer que eras una invención, producto del temor a lo finito, a la confinada existencia chiquitita en este mundo minúsculo, dentro del tiempo contado, de los suspiros exactos y segundos extinguidos. No nos dejes creer que al fallar el cuerpo todo acaba, como se esfuma en el viento la arena del desierto o bien, como se apaga ante la llovizna, una frágil llama.

Me despido de ti, deseándote buen viaje y pidiéndote como siempre, que nos libres de todo mal.

Con cariño, Hellen A.H.

9 comentarios:

  1. Y si el TodoPoderoso fuera tan buena nota de respetar el libre albedrío al extremo de convocar una elección o referendum o algo? No sé, Yahveh (o Jehová), Krishna, Budha, Alá... a ver cuál tiene mejor plan de gobierno?
    Yo sé que la biblia está repleta de promesas, pero a veces se parecen a las de los políticos. Uno espera y espera y espera, y diay, es como sentarse a ver las montañas erosionarse. Uno sabe que eventualmente sucede, pero se le va a ir la vida a uno ahí sentado. Si promete, que cumpla, o no votamos más por él!

    Una canción al respecto

    ResponderEliminar
  2. Dios nos da libre albedrío y el destino se construye con cada una de nuestras acciones. No hay nada escrito, xq si lo hubiera, no existieran las catástrofes q tenemos hoy. Es cuestión de actitud y hacer q las cosas pasen, y en las dificulatades q son producidas directamente o indirectamente de nuestras acciones, nos ayudan a acercarnos a Dios para resolver las situaciones con un toque divino. Dios nunca pone una prueba q no podamos superar...

    Saludos,
    Diego A.R.G.
    http://dargzx.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me gustado mucho el video Efra, porque encierra muchas preguntas que nos aquejan a todos, en alguna ocasión: ¿Dónde queda la justicia y la venganza, dónde quedan el castigo y la razón? ¿Por qué callas Tú Señor y nos olvidas? ¿Cómo puedes permitir tanto dolor? ¿Dime donde está aquel Dios el Dios de Elías que de vez en cuando se dejaba oír? ¿Cuánto tardará aún tu Espíritu en venir...? Mil gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  4. Hecatarsis tu punto es muy lógico, las creencias basadas solamente en la fe suelen dejar un sinsabor en los labios y una sequedad de corazón cuando se ve como nos destruimos unos a otros por cosas que no deberían tener valor, pienso que es inevitable que las personas se cuestionen de la existencia de Dios en algún punto de sus vidas, y de cual su plan para nuestras vidas y como dijo Mario Benedetti: Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda. He asistido a un par de conciertos de Martin Valverde, me gusta su trabajo y esta canción es muy hermosa, gracias por compartirla conmigo. Muy agradecida!

    ResponderEliminar
  5. Diego, rescato tu punto, Dios nos da libre albedrío y el destino se construye con cada una de nuestras acciones, pero que tal cuando nuestras acciones afectan la vida de terceros, inocentes, débiles o enfermos, pobres, desvalidos o hambrientos? Quien hablara por ellos? Quien, con todo su poder, les defenderá? Quien protegerá al más débil, si aquí no hay súper héroes? Agradezco profundamente que me regalaras tu comentario, es muy valioso para mí!

    ResponderEliminar
  6. Este es mi humilde comentario;

    Creen ustedes en un sólo Dios? O creen ustedes en su propio Dios? Nadie puede pensar que mi Dios es tu Dios, debemos aceptar que cada uno de nosotros lo concibe a su manera, bajo sus propias premisas y bajo estas circunstancias sólo puedo pensar que debo actuar como lo dice el refrán " A Dios rogando, Con el mazo Dando"
    Nada puedo hacer por el Dios de otros si no respeto y creo firmemente en el que llevo por dentro, en el Dios que me impulsa a librar cualquier batalla y me dice que la gane o la pierda no puedo perder la esperanza en la humanidad, no puedo perder la fe en mí, no puedo depositar mi fe en otros, no puedo dejar todo al destino, ese es mi libre albedrío, ya que lo único escrito es que nazco y muero, la circunstancia no importa, lo que importa es que tan bien me adapto a la vida y que tanto me empeño en vivirla como Dios me la presenta y sin condiciones.
    Mi prejuicio siempre fue aceptar a Dios con Condiciones, esperando siempre que me cumpliera mis peticiones, no aceptaba que cumpliera la de otros.

    Hay cosas que no cambiarán en la vida, especialmente las malas, las de abuso a otros seres incluyendo niños, los vicios y mis pasiones, lo mismo es cierto para el "pobrecito" que necesita ayuda, él sabe que otros se preocuparán y le harán la vida fácil aunque sea un miserable.
    Mi dios no comulga con el de otras personas, sin embargo considero que mi Dios también necesita sus vacaciones.

    eva.

    ResponderEliminar
  7. Eva, excelente aporte!! Mil gracias por tu valiosa y fuerte opinión, significa mucho para mí!! Eternamente agradecida!

    ResponderEliminar